browser icon
You are using an insecure version of your web browser. Please update your browser!
Using an outdated browser makes your computer unsafe. For a safer, faster, more enjoyable user experience, please update your browser today or try a newer browser.

MARTES CON MI VIEJO PROFESOR. Cuando la muerte amenaza y luego mata.

Posted by on 30 Enero, 2013

 autor: Mitch Albom                                2546328_orig

año: 1997

Martes con mi viejo profesor es la crónica de los encuentros periódicos que el periodista Mitch Albom mantuvo con su antiguo profesor universitario Morrie Schwartz, durante los últimos meses de la vida de este. Viendo un programa de televisión Albom descubre que su antiguo maestro, del que guardaba todavía un grato recuerdo, padece ELA (Esclerosis Lateral Amiotrófica) una grave enfermedad degenerativa. Sabiendo que la muerte de su maestro ya está cerca Mitch decide visitarlo, concertándose de este modo unas reuniones periódicas en las que hablarán del amor, la amistad, el valor de la familia, del tiempo y de la vida.

Albom, periodista deportivo y autor de algunas publicaciones de éxito como Las cinco personas que encontrarás en el cielo, decidió relatar los encuentros con el profesor Schwartz. Martes con mi viejo profesor es una obra donde se trata de sintetizar la sabiduría vital trasmitida, por el veterano profesor de sociología en las reuniones de los martes, a su antiguo alumno. Además “estos martes” son introducidos por recuerdos, confesiones y reflexiones sobre la vida del propio autor que sirven para aclararnos el modo en que Morrie Schwartz influyó en su pensamiento.

En ocasiones cuando cae en mis manos un libro decepcionante creo que el problema es mio y no de la obra que leo. Pienso que libros los hay de muchos tipos: de aventuras, fantásticos, con profundas reflexiones transcendentales, sesudos ensayos históricos, filosóficos de todas las corrientes y opiniones… etc De modo que sí la lectura que he decidido llevarme a los ojos no me agrada, significa sencillamente que he cometido una mala elección, una decisión errónea. Este es el caso de Martes con mi viejo profesor. Este libro llegó a mis oídos con la vitola de libro de culto. Antes de decidirme a leerlo fueron muchas las veces en las que escuché afirmaciones halagadoras para Martes con mi viejo profesor. Y no solo desde el gran público. También desde sectores “especializados” pude leer sentencias del tipo, “este libro ha cambiado mi vida” o “es ese tipo de libros que nos gustaría regalar a todo el mundo”… pues esto no me ha pasado a mí. Resulta evidente que en algunos lectores el libro de Mitch Albom ha logrado su objetivo (sea este el que sea) pero en mí, la impresión dejada no es tan positiva.

Se trata de una obra que abusa de los tópicos milenarios sobre el vivir, y apenas nos dice nada que cualquier persona ya no sepa. Nos habla de la importancia del amor y la amistad, del sinsentido de perseguir la fama y el dinero, de lo efímero que es la existencia humana y la importancia que tiene vivir cada momento intensamente, y de muchos otros consejos trillados  que sin dejar de ser ciertos, son excesivamente manidos. Aunque sí es cierto que en algunos momentos se llega esbozar alguna idea realmente valiosa, en ningún momento recibe un tratamiento lo suficientemente profundo como para ser tomada en serio.

En definitiva creo que Martes con mi viejo profesor se trata de un libro inmerecidamente célebre que bebe más del sentimentalismo que del valor de sus ideas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *